Oración a la Santa Muerte para protección

¿Presientes que algún peligro te acecha o que te encuentras vulnerable a cualquier situación negativa? La Santa Muerte será tu gran aliada, si rezas estas eficaces oraciones de protección.

1. Para protegerme de malas energías

oracion a la santa muerte de proteccion

Oh, mi Santa Muerte que me miras desde tu Altar Loado! He llegado temerosa a consultarte, a pedirte me ayudes a fortalecer mi alma!

Divina eres en tu Morada, donde escuchas a tus siervos y proteges desde allí! Necesito Madre sabia, del respaldo y de tu apoyo en mis acciones!

Si me siento, como hoy, con el sueño destemplado y el misterio que me impulsa a tener miedos, que no puedo controlar! Siempre surge, a mis espaldas, Santa Niña, quien me quiere lastimar!

Protégeme, mi Niña! No ignores mi mensaje! Ha bajado mi energía y no sé cómo este miedo, poderlo descartar! Entiende mi plegaria, sólo pido que me ayudes a este mal, contrarrestar!

Libera mis estados compulsivos de presentimientos espantosos! Dale paz a mis sentidos y tranquilidad a mi alma, saca afuera de mi cuerpo, las energías nefastas con tu alcance tan divino!

Oh, Milagrosa y Piadosa Señora! Dame fortaleza ante la envidia y los siniestros seres que ansían verme mal! Quiero tu respaldo y tus decisiones, ampárame, mi Niña Celestial!

Mi espíritu merece bienestar, mi cuerpo salud y mi mente, mucho más! Te imploro me resguardes de esos seres, que habitan este mundo, sólo para dañar.

Defiéndeme, Sagrada Niña Blanca, como también a (nombra a quien deseas proteger). Mis instintos se encuentran lastimados, de sospechas malsanas y de absurdo espanto!

Te prometo Santísima Muerte, apoderada de mi devoción (hazle una ofrenda), que te daré con humildad y rezo, nacido de mi agradecimiento, oh, Santa, por favor!

Amén

2. Para ampararme del mal

Grandiosa y Venerada Santa Muerte, he venido con llanto en mis ojos y esperanzada en mi fe, a suplicarte me preserves de peligros y para que el enemigo no me haga caer!

En mis labores, trabajos de gran riesgo, necesito me bendigas, para que nadie me aceche con su energía mala! Tú sabes, Venerada, que las malas intenciones llegan tan sólo con miradas!

Envidia de gente fracasada, busca ocupar mi lugar, que me gané con méritos y lucha! Oh, Madre, por qué la vida es tan difícil? Cómo puedo hacer para cuidarme? Por eso, vine a ti,Virtuosa Niña!

Con tu Poder y tu Templanza podrás liberarme de esa gente, que sólo busca saquear mis condiciones de buena persona! Mis sentimientos no habrán de cambiar, si tú, me ayudas, Santa!

Ampárame del mal y regálame el Milagro que te imploro, Muerte Santa, Justiciera y Bondadosa, protege también a (pide por quien desees). Cuídanos desde ese Pedestal, al cual acuden todos estos fieles!

Mi ofrenda, Santa Niña Inmaculada, es (prométele una ofrenda), sé que tú lo harás, como yo también, seguiré rezando vehementemente, con más intensidad que nunca!

Mi clamor está en tus manos, ya no hay más que hablar! En tu loada voluntad va gran parte de mi vida terrenal! Enciende tu Milagro y cuídame Virtuosa, desde el Más Allá!

Así Sea

Recomendaciones:

  • Pon sobre un altar o mesa tres velones de color blanco, que encenderás cada vez que quieras rezar a la Santa y las apagarás al finalizar tu rezo.
  • Coloca delante de las velas, una imagen de la Niña y pídele con tus palabras, el deseo de que te brinde protección.
  • Debes rezar las oraciones con credulidad, durante una semana entera, no importa el momento del día que elijas para hacerlo.
  • Cumple con las ofrendas a rajatabla, aunque el Milagro no ocurra. Seguramente, a los pocos días, se te concederá tu petición. La Santa pone a prueba así a sus fieles.

Deja un comentario