Oración a la Santa Muerte para inquietar a una persona

Si el hombre que te atrae, no repara en ti y vives muerta de amor por él, sólo reza con mucha fe, esta Oración a la Santa Muerte para inquietar a una persona. El resto, lo hará ella con su poder infalible!

1. Súplica para perturbarlo

oraciones a la santa muerte para inquietar a una persona

Santa de los sufrientes que venimos a rogarte… Santa Muerte Venerada, hoy arrodillada y con llanto en los ojos, vengo a implorarte… oh, Santa! Tú, tan comprensiva y Milagrosa, acércate a mi ruego y ten por mí Piedad!

Un hombre me consume el pensamiento y no puedo atraerlo… ni una mirada de consuelo, tengo de sus lindos ojos!… Ni una dulce palabra me ha dicho, el muy desalmado, a pesar que mis ojos… no paran de mirarlo!

Este Chico, Amada Madre, (di el nombre de quien amas), me vuelve loca de amor y me conmueve hasta el alma!… Te imploro a ti, que con tus dones, pongas en su mente, mi persona y logres perturbarlo!… Oh, Santísima y Bienaventurada!

Déjame que te cuente, Muerte, cuánto habré de valorar, si en este mancebo pones, mi imagen y mi sentir… y lo logre conquistar! Con mi plegaria entusiasta, te dejo mi fiel promesa! Mi ofrenda sería esta, (prométele algo, como recompensa).

Sé que tu Bondad divina, habrá de manifestarse, cuando este chico soñado, se comience a entretener, mirándome de reojo… con un dejo desafiante!

Sólo espero que me pare y se atreva a balbucear, un «hola«, como al descuido!.. que sienta latir su pecho, cual si fuera un cabalgar y su mirada se encienda, viendo mi contornear!

Madre Muerte, Santa mía… no me hagas padecer!… Escúchame, Santa ahora, no quiero desfallecer pensando en ese Chico, porque voy a enloquecer…

Hazlo que se atormente, que se perturbe a mi paso!... Y que muy pronto, Santa Niña… pueda tenerlo en mis brazos!

Amén

2. Plegaria para atormentarlo


Oh, mi Niña encantadora, tú tienes todo en tus manos para impacientar a un joven, que no saco de mi mente!… Sé que yo le gusto y que tal vez, él presiente, que yo estoy mirándolo… en la vereda de enfrente…

Pero nunca se decide a pararse y declararme, su gran amor! Vive encerrado, dentro de su timidez!… Tú, Noble y Bondadosa, podrás ayudar a mi hombre para que toque a mi puerta, me mire muy fijamente… y se declare por fin!

Quiero que lo atormentes, contándole de mí amor… que me sueñe noche y día y que me vea en sus cosas… que en el silencio me escuche… y que me quiera tener! Santa Madre Venerada… no me dejes lamentando, lo que no ha podido ser!

Embriágale sus temores y que decida a encararme… tú puedes hacerlo, Niña, Santísima y Venerable… A ti nada se te escapa, tus poderes infinitos harán, con esta oración, fervorosa y muy profunda, que mi deseo atormente… su mente y su corazón!

Que me llame y que me busque, que no pueda ni dormir, hasta que llegue hasta mí, con su voz ensombrecida y me pida por favor… le entregue mi alma y mi vida!

Oh, Santísima y Pura eres desde tu condición… Mi mirada se ha colmado de lágrimas y de clamor… te pido no me dejes hoy, en este ruego fervoroso… Busca a ese Chico, mi Niña…

En tus manos dejo todo! Tú serás Contemplativa, eres Mujer y Santa… y sé que lo podrás hacer!

Así Sea

Recomendaciones:

  • Pon en un altar tres imágenes de la Santa Muerte. Es aconsejable que consigas dos figuras diferentes, y una pequeña escultura.
  • Si tienes una fotografía del chico que deseas, ponla cerca de la estatuilla, y ponte a rezar la oración que elegiste.
  • Este ritual deberás hacerlo 5 días, agregando en el quinto día, el encendido de una vela roja.

Deja un comentario