Oración a la Santa Muerte para desesperar a un hombre

Si deseas dominar los pensamientos de un hombre y tener todo bajo tu control, sólo tienes que rezar esta infalibles oraciones a la Santa Muerte para desesperarlo, y tenerlo rendido a tus pies!

1. Para que nunca te deje

oracion a la santa santa muerte para desesperar a un hombre

Mi Santísima San la Muerte! Piadosa y dadivosa, cuando la tristeza y la angustia me embargan… Te vengo a pedir por mi hombre (nombra a tu Chico), para que nunca me deje de lado… Y sea de mí, un soldado! Oh, Niña Generosa y dulce… ofréceme tu mano!

Que nunca deje de desear mi boca… que nunca tenga ojos para otra! Que me estremezca en sus brazos fuertes, hasta desarmarme en su alma loca! Amada Muerte Blanca, no me desampares, quiero que sus pensamientos estén dedicados a pensarme… cada vez más! Si me cumples, daré como promesa, (ofrece algo a cambio)… y seré por siempre a tu alma, leal!

Te invoco con el sentimiento fervoroso, pensando en mi Chico! Que no me abandone ni me deje de amar!… Desesperado que por mí esté!… y nadie, por nunca, lo haga cambiar! Su mirada es mía, Loada Muerte Santa… Te imploro domines esa mente, involucrando mi imagen… oh, Gloriosa, piensa en mí!

Mi figura sea necesaria para su existir, que no se imagine con otra mujer, con otro paisaje que no sea mi cuerpo… mi alma y mi voz! Oh, Santísima Muerte, Todopoderosa, Sagrada y Omnipotente… tú tienes las riendas para hacer que él, se aferre a mi vida como un abrojo y no me deje sola… bebiendo su hiel!

Serás tú el Fuego y la Claridad, oh, Santísima Niña! Que des a mi hombre la perseverancia, para en mí pensar! Todos los recuerdos y cada vivencia gozada conmigo, que la lleve en sangre, cual broche encendido! Oh, Bendita Muerte, tú con tu Nobleza, habrás de dominar a ese hombre mío… que lleve mi nombre, como un estandarte… por Cielo y por Mar!

Así será

2. Para dominarlo

Por medio de la Santísima Muerte, te conjuro, oh, amado mío, a que estés bajo mi dominio en cuerpo y en alma! Tú, (nombra a tu amado) no puedes apartar de mí el pensamiento, porque yo te pertenezco! y tú eres para mí, el único dominio de mi vida, que me da felicidad… Esclavo de mis sueños y de mis deseos eres!… Aún sin saberlo!

Oh, Madre, Santa Muerte! Poderosa y Piadosa eres, para mi alma acongojada… Necesito amarres a mi vida, este amor enfermizo y fiel, que tengo por él!… Mi influjo y mis deseos avalados y apoyados por tu poderío, Santa Niña, están! Dame tu Bendita Fe, para dominar a mi amor, hasta el cansancio!… Hasta que sus fuerzas… ya no puedan más!

Su mente, doblegada a mi mente… sus pensamientos, dirigidos a mi corazón! Él será quien viva bajo la influencia de mi mismo destino, que estará grabado a fuego, por el mío! Ambos somos uno y él será por siempre, mi gemelo en sentimientos y sentirá conmigo! Oh, Alma Generosa y Santa, haz que (nombra nuevamente a tu amor) viva para mí!

Que no pueda tener sexo, si no es conmigo!... Que no disfrute una canción, si no es al lado mío! Que con sólo pensarlo, lo atraiga en su mente, mi pasión envolvente… y mis sueños dormidos!

Santísima Muerte, en mi petición, te dejo todos mis anhelos juntos, que salen del fondo de mi veneración!… Concede este pedido con todo tu Poder, oh, Santa, yo te ofrezco (ahora, haz tu ofrenda). Bendice a esta sierva, que reza ilusionada y con gran fe!

Con este, mi rezo, te tendré rendido, hombre que yo amo, (di su nombre) hasta el minuto final del amor! Con la Santa Señora, cuidando tus pasos, serás presa fácil de mi corazón! Búscame en tus sueños y en tu realidad!.. Mi amada Niña Blanca y este rezo intenso, contigo podrán!.. dominado eres!… Dominado estás!

Amén

Recomendaciones:

  • Haz esta plegaria con profunda devoción, con una imagen de la Santa y la foto de quien deseas dominar.
  • Repite la oración cada día, por el lapso de una semana.

Deja un comentario